Curso Introductorio

a cargo de la Fundación Seitai Barcelona

       el tercer fin de semana y el sábado cuarto de cada mes

El curso introductorio se compone de cinco módulos:

Cinco movimientos: Katsumi Mamine nos introducirá en el significado de los cinco movimientos universales, irguiendo la CVP (Cráneo-Vértebras-Pelvis) con cada uno de ellos.

Katsugen undo: Nos iniciaremos en la práctica del movimiento revitalizador, que surge espontáneamente de nuestro organismo desde su natural necesidad de reestablecer la coordinación CVP.

Yuki: A través de las manos, practicaremos la comunicación agradable con la sensibilidad espontánea de zonas del organismo, especialmente con aquellas que han perdido su natural movilidad.

Osei: Conoceremos la estructura del movimiento vital y la capacidad de interaccionar con el mundo mediante los cinco movimientos y sus dos polaridades.

Sesión habitual de prácticas: Participaremos con alumnos del dojo en una de las sesiones semanales de prácticas de yuki, katsugen y observación de la osei en la vida cotidiana.

Síntesis compartida: Pondremos en común las vivencias de nuestra práctica de katsugen, yuki y observación de la osei a lo largo de la semana.

Fechas y horario en Febrero 2017:

sábado        18     16:00-21:00

                                Cinco movimientos y katsugen undo

domingo    19     11:00-14:00        y 16:00-20:00

                               Yuki                          Osei

 

sábado         25    11:15-13:30           y 16:00-20:00

     Sesión habitual de prácticas            Síntesis

Inscripción: 150 €. Con certificado de paro o carnet joven, se abona la mitad.

Los cursillistas que se hagan alumnos al término del curso, abonarán 40€ para la matrícula del año 2017, en vez de 110.

Inscripción

    Escriba su nombre:

    Escriba su dirección de e-mail:

    Escriba su número de teléfono:

    Título del mensaje:

    Escriba el mensaje:

     

    SEITAI, cultura de la vida-salud espontánea

    Nuestro organismo no es una mezcla de actividades energéticas, biológicas, psíquicas, células, tejidos y órganos. Sus diferentes componentes y actividades están totalmente intercomunicados, interrelacionados y bien ordenados.

    Haruchika Noguchi (Japón, 1912-1976) desveló este orden entre 1944-57 como estructura del movimiento vital y fundó la actividad SEITAI: organismo en orden. Katsumi Mamine (Japón, 1944), discípulo directo, ha profundizado su legado desde 1972 en Barcelona, exponiendo el descubrimiento de su maestro con un nuevo lenguaje, acuñando nuevos conceptos entre los que destaca la sigla CVP.

    La CVP (Cráneo-Vértebras-Pelvis) es la asociación que rige la vida del organismo. Está compuesta de cinco partes donde se ubican los centros de los cinco grandes sistemas orgánicos: la cabeza, donde se ubica el sistema nervioso central, centro del sistema nervioso; el pecho-hombros, donde se ubican los pulmones, centro del sistema motor-combustivo; la zona media, donde se ubican los  órganos digestivos, centro del sistema asimilo-circulatorio; la cintura, donde se ubican los riñones, centro del sistema eliminatorio-reciclador; la pelvis, donde se ubican los órganos sexuales, centro del sistema reproductor-conjuntivo.

    Cada CVP, representante del organismo, realiza sus funciones vitales y expresa-despliega su vida mediante espontáneos movimientos internos y externos.

    Cuando las exigencias del entorno, el condicionamiento o la inhibición nos impiden expresar nuestra vida, no podemos realizar estos movimientos espontáneos y sufrimos una tensión excesiva en alguna parte de nuestro organismo que hace que se debilite, se descompense y se descoordine de la CVP.

    El bloqueo persistente del movimiento externo repercute en el movimiento interno causando el trastorno físico y el malestar psíquico: la pérdida de la salud.

    Entonces nuestra CVP, espontáneamente, realiza movimientos para restablecer su propia coordinación y así recuperar nuestro bienestar natural. Darse cuenta de ellos y seguirlos llanamente sin ningún control o dirección preconcebida es la práctica de katsugen undo: movimiento origen de la vitalidad. Yuki consiste en prestar una atención espontánea con las manos a la sensibilidad de alguna zona del organismo, preferentemente en la CVP; en esta grata comunicación, intensifica su actividad y recupera la amplitud de su movimiento.

    La observación del movimiento espontáneo en las prácticas SEITAI de katsugen y yuki y en la vida cotidiana, juntamente con muchos de los datos de la ciencia occidental y del milenario saber oriental sobre los meridianos chinos, nos ha permitido constatar que las complejas actividades del organismo se basan en cinco movimientos: vertical, frontal, lateral, rotatorio y central:

    • Cuando espontáneamente actúa el movimiento vertical, la CVP se yergue hacia arriba desde la cabeza, tensando la serie muscular y las vértebras verticales, activando el sistema nervioso central y la psique-mente observadora-planificadora.
    • Cuando espontáneamente es el movimiento frontal, la CVP se yergue hacia delante desde los hombros, tensando la serie muscular y las vértebras frontales, activando el sistema motor-combustivo y la psique-mente eficaz y pragmática.
    • Cuando espontáneamente es el movimiento lateral, la CVP se yergue desde la zona media hacia los lados, tensando la serie muscular y las vértebras laterales, activando el sistema asimilo-circulatorio y la psique-mente emocional y comunicativa.
    • Cuando espontáneamente es el movimiento rotatorio, la CVP se yergue desde la cintura torciéndose hacia detrás, tensando la serie muscular y las vértebras rotatorias, activando el sistema eliminatorio-reciclador y la psique-mente competitiva y conclusiva.
    • Cuando espontáneamente es el movimiento central, la CVP se yergue desde la pelvis compactándose hacia abajo-adentro, tensando la serie muscular y las vértebras centrales, activando el sistema reproductor-conjuntivo y la psique-mente afectiva y absoluta.

    Esta estructura del movimiento vital nos permite comprender qué movimiento se ha bloqueado y localizar la zona(s) donde se ha acumulado la tensión excesiva como causa interna de cada enfermedad orgánico-física o psíquico-mental.

    Las prácticas SEITAI nos permiten disminuir esa tensión parcial excesiva, restableciendo la amplitud del movimiento y la coordinación CVP, recuperando nuestra vitalidad.

     

    Fundación SEITAI Barcelona

         Luis Alonso